TDAH del adulto

Información relevante

TDAH, qué es?

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad o TDAH es uno de los trastornos del neurodesarrollo más comunes en niños y adolescentes. Además, es un trastorno que persiste durante la edad adulta en aproximadamente el 50% de los casos. Además, el TDAH en adultos suele cursar con la existencia de otro trastorno de salud mental como ansiedad, depresión o trastorno por consumo de sustancias. Esta comorbilidad a menudo dificulta un diagnóstico sencillo.

Históricamente, el TDAH en niños ha recibido diferentes nombres como «daño cerebral mínimo» o «Hiperkinesis». Desde hace al menos más de cien años existen descripciones similares de esta enfermedad.

El TDAH persiste desde la infancia

Estudios epidemiológicos han demostrado que alrededor del 50% de los niños diagnosticados con TDAH continúan padeciendo el trastorno durante la edad adulta, lo que parece equivaler a una prevalencia en torno al 3,5% de las personas de entre 18 y 45 años.

Subtipo TDAH de aparición tardía

Por ahora, los criterios del DSM 5 requieren que la persona haya tenido varios síntomas de falta de atención o hiperactividad-impulsiva antes de los 12 años. Por lo tanto, a menos que haya casos específicos en los que el TDAH sea secundario a cualquier otra condición de salud que ocurra después de los 12 años de edad, no existe una categoría diagnóstica actual para el TDAH de aparición tardía. 

Algunos estudios recientes sugieren que en algunos casos el TDAH puede tener un inicio en la edad adulta sin antecedentes del trastorno durante la infancia, pero esto posiblemente representaría un síndrome diferente y eso aún está en debate.

Causas del TDAH en adultos

Aunque no se conoce completamente, la patogénesis del TDAH en adultos parece estar relacionada con una disfunción en las redes cerebrales que conectan las áreas de los lóbulos subcorticales, frontales y parietales.

El TDAH es más frecuente si hay antecedentes familiares y la probabilidad de que los padres de niños con TDAH también padezcan el trastorno aumenta aproximadamente cinco veces.

TDAH síntomas

Al igual que en los niños, los principales síntomas del TDAH consisten en falta de atención, impulsividad, hiperactividad o inquietud pero también disregulación emocional. Es característico de los adultos tener menos expresiones clásicas de hiperactividad o impulsividad (como aumento de movimientos), pero esto se expresaría en forma de locuacidad, interrumpiendo a los demás o sintiéndose inquieto. Sin embargo, la falta de atención o los déficits en las funciones ejecutivas son más prominentes en los adultos que los problemas de hiperactividad-impulsividad.

Funciones ejecutivas

Las funciones ejecutivas son determinados procesos y acciones mentales que controlan el comportamiento de la persona y le permiten seleccionar ciertos objetivos y organizar acciones para alcanzar dichas metas. Algunas de estas funciones ejecutivas como la memoria de trabajo, la iniciación o la autoinhibición suelen verse alteradas en adultos con TDAH.

Los olvidos, la mala gestión del tiempo, la incapacidad para priorizar y organizar adecuadamente las tareas o la falta de concentración en tareas de larga duración son claros ejemplos de los déficits descritos anteriormente.

Síntomas principales del TDAH en adultos

Al igual que en los niños, existen tres síntomas centrales en el trastorno del adulto:

  • La hiperactividad, que a menudo se expresa en términos de inquietud, verborrea, aumento de actividad y sensación de inquietud constante.
  • La impulsividad, que se puede detectar en forma de tendencia a dejar los trabajos pronto, intolerancia a la frustración o estímulos sensoriales excesivos, múltiples rupturas de relaciones y problemas al conducir como multas y accidentes.
  • La falta de atención a menudo se manifiesta como déficits en las habilidades organizativas, distracción, dificultad para iniciar tareas, incapacidad para completar tareas aburridas o duraderas, aburrirse fácilmente con actividades rutinarias, procrastinación, olvidos y problemas de memoria.

Además, los adultos suelen quejarse de otros síntomas como:

  • Desregulación emocional en forma de irritabilidad, dificultad para afrontar emociones desagradables, el rechazo o una frustración, falta de autocontrol y problemas de ira. Además, los adultos con TDAH suelen tener cambios frecuentes de humor.
  • Es un síntomas común  la baja autoestima y otros problemas relacionados con el concepto de uno mismo.

Los pacientes con TDAH tienen un mayor riesgo de desarrollar o estar involucrados en:

  • Trastorno por uso de sustancias
  • Bajo rendimiento académico u ocupacional
  • Accidentes de tráfico y laborales.
  • Desempleo
  • Aumento de las tasas de mortalidad.

¿Cómo se diagnostica el TDAH en adultos?

Según el DSM-5 es necesario que exista un “patrón persistente de falta de atención y/o hiperactividad-impulsividad que interfiera con el funcionamiento o el desarrollo”. Los pacientes deben haber experimentado varios síntomas del trastorno durante la infancia y antes de los 12 años. Los síntomas deben estar presentes o existir en diferentes contextos como el trabajo, la familia, el tiempo libre o los encuentros sociales. Y no existe ningún otro trastorno que cause o explique los síntomas.

El diagnóstico es al fin y al cabo un juicio clínico; sin embargo, algunas herramientas de diagnóstico son útiles para que el médico evalúe los síntomas y su impacto no sólo inicialmente sino también después de iniciado el tratamiento. Añaden valor a la evaluación pero no pueden reemplazar una evaluación clínica completa. Algunas de estas herramientas son:

  • DIVA 2.0: una entrevista estructurada de diagnóstico del TDAH en adultos.
  • Escalas de evaluación como CAARS (escala de calificación de Conners para el TDAH en adultos) o ASRS (escala de autoevaluación del TDAH en adultos).
 

El diagnóstico diferencial es particularmente importante porque los pacientes con TDAH a menudo tienen otros problemas de salud mental además del trastorno. Las comorbilidades más comunes son:trastornos de ansiedad, depresión, trastorno por abuso de sustancias. También es necesario descartar manía, ciclotimia y trastornos de la personalidad.

Es necesario contar con información colateral de parte de familiares o personas que conozcan en detalle y hayan convivido con el paciente.

"Las comorbilidades más comunes son: trastornos de ansiedad,
depresión y trastorno por abuso de sustancias "

Tratamiento para adultos con TDAH

Como en la mayoría si no en todos los trastornos de salud mental, la combinación de medicación y terapia es el tratamiento más eficaz, el de elección.

En términos de terapia, la Terapia Cognitivo Conductual centrada en las funciones ejecutivas es la que ha demostrado ayudar mejor a los pacientes a mejorar sus síntomas y su funcionamiento.

En cuanto a los medicamentos, los estimulantes son el tratamiento de primera línea que incluye:

  • Anfetaminas (Dextroanfetamina y Lisdexanfetamina)
  • Metilfenidato/Dexmetilfenidato.
 

Estos medicamentos requieren de una evaluación exhaustiva antes de su prescripción en la que un médico experimentado evaluaría la existencia de contraindicaciones, posibles interacciones farmacológicas u otros riesgos. Como en cualquier otro trastorno, es importante controlar la eficacia del tratamiento y estar atentos a los posibles efectos secundarios como insomnio, hipertensión o pérdida de peso.

Existen alternativas a los estimulantes que enumero aquí en orden descendente de eficacia comprobada:

  • Inhibidores de la recaptación de noradrenalina: Atomoxetina y Viloxazina.
  • Inhibidor de la recaptación de dopamina y noradrenalina: Bupropión.
  • Antidepresivos tricíclicos como la Nortriptilina.
  • Agonistas alfa-2 adrenérgicos como Guanfacina o Clonidina.

Autor:

© Todos los derechos reservados. Samon Psiquiatría.

Información relevante
13 Feb
Información relevante
13 Feb
Ensayo breve
8 Feb
Información relevante
10 Ago